-TSG- Terapia a Distancia en Equipo.

Respuestas a las Preguntas más Frecuentes... FAQ's

En esta páginas respondemos a las preguntas más importantes sobre las actuaciones en equipo con intervenciones remotas. Cuándo debe solicitarse y esperar resultados ciertamente importantes actuando en conjunto durante la aplicación de una Terapia Tensérgica a distancia, o cuando caben esperarse resultados probres y deja de tener sentido este tipo de intervención conjunta...

Para conocer las respuestas más frecuentes, haga clic en las siguientes preguntas...

1- ¿Cuales son los factores que determinan el grado de éxito de una actuación conjunta?

Tres son los factores que determinarán que sea válido aplicar una terapia en equipo y son los siguientes:

1.1.- El grado de relación (Fraternal o Familiar) que existe entre los terapeutas y el paciente o el portal primario.

1.2.- La capacidad de respuesta del paciente a la terapia sutil

1.3- El grado de eficiencia sanadora de los Terapeutas involucrados.

2- ¿Por qué el grado de familiaridad entre el terapeuta y el paciente y sus portales son importantes en una actuación remota en equipo?. 

El éxito de las terapias de intervención remota, sean individuales o en equipo, depende del reclutamiento de los lazos tenselares entre el terapeuta y el paciente o su portal. Esos nexos dependen del grado de conocimiento y afecto que se profesan entre si. Cualquier interacción remota solo acontecerá mediante esos lazos de conciencia afectuosa que les une. Por ese motivo, cabe esperarse lo siguiente:

Si el paciente o el portal primario, les son familiares al terapeuta o al equipo y mantienen entre sí relaciones fraternales o familiares... en ese caso, existen posibilidades exitosas de intervención durante una terapia realizada en equipo y a distancia... y si todo juega a favor. Las primeras condiciones que garantizan el éxito ya están creadas

Si el paciente o el portal primario les son desconocidos al terapeuta o al equipo, las posibilidades de éxito son muy bajas o casi nulas como norma. De esa manera no tendría sentido solicitar una terapia de equipo a distancia. En este caso, el éxito dependerá de que uno de los terapeutas manifieste un estado de energía y conciencia extremadamente alto, lo cual no es habitual.

3- ¿Por qué el estado del paciente es determinante?

La capacidad de respuesta de un paciente es determinante cuando queremos valorar la conveniencia o no de implicarse en una terapia de equipo.

La reactividad de un paciente está determinada por su nivel respuesta ante las influencias sutiles tenselares, capaces de desencadenar respuestas específicas o generales y se relacionan con su sensibilidad; como norma un paciente hipersensible es hiperreactivo y un paciente hiposensible es hiporreactivo.


El 13,6 % de la población expresa una elevada capacidad de respuesta dependientes de su hiperreactividad y un 2.1 % de las personas son suprarreactivos extremos y sus capacidades de respuestas, ante las terapias sutiles, son extraordinarias.

Los pacientes portadores de enfermedades agudas, de muy reciente instalación, de menor edad, previamente sano antes del daño ocurrido, aunque haya sido muy severo, pueden responder eficazmente en correspondencia con un grado de hiperreactividad o suprarreactividad ante las terapias sutiles.

Solicitar una Terapia en Equipo en equipo apara tratar a pacientes hiper y suprrarreactivos es válido.

Por otra parte e l 13,6 % de la población expresa una baja capacidad de respuesta dependientes de su hiporreactividad, con este grupo de personas apenas se obtienen resultados importantes o duraderos y necesitan muchas sesiones de terapia.... y un 2.1 % de las personas son arreactivos y sus capacidades de respuestas ante las terapias sutiles son casi nulas

Los pacientes portadores de enfermedades crónicas, de muy larga evolución, de mayor edad, previamente enfermos antes al daño ocurrido, sea este leve o muy intenso, pueden responder pobremente en correspondencia con un grado de hiporreactividad o arreactividad ante las terapias sutiles. Necesitan de mucho tiempo e implicación.

Solicitar una Terapia en Equipo en equipo para tratar a pacientes hiporreactivos es menos viable. Se le está pidiendo, a los terapeutas participantes, que se impliquen en un tratamiento de larga duración, acaso durante meses de intervención, donde se obtendrán pocos cambios con independencia del número de Terapeutas implicados.

El 68 % de la población restante que son normorreactivos.

Los factores adquiridos pueden influir en la modificación de la reactividad del sujeto acrecentándola o atenuándola, moviéndose hacia ala derecha o hacia la izquierda de la tabla de reactividades.

Ciertas condiciones propician que el sujeto se torne más sensible, ejemplo, adentrarse en la segunda atención y desplegar configuración nagual, confiere hiperreactividad a un sujeto anteriormente normo-reactivo.

Por el contrario, algunas condiciones mórbidas, enfermedades, limitaciones de la energía y la conciencia, etc... pueden mermar considerablemente la capacidad reactiva de una persona y tornarlo hipo-reactivo o a-reactivo.

Si desea profundizar en la relación entre grado de reactividad del paciente y capacidad de respuesta Haga Clic aquí.

En el
Test Nº 2 puede usted evaluar las condiciones del paciente y el nivel de reactividad que deberíamos esperar según el estado en que se encuentre, en el momento de la terapia.

4- ¿Por qué el Estado del Terapeuta es determinante?

No existe posibilidad alguna de intervención remota si el terapeuta mantiene operatividades tonales, porque estás son bajas ya que funciona en los ámbitos limitados de la primera atención. En esas condiciones su eficacia se limita a los entornos inmediatos de las terapias presenciales con contacto, en las que la terapia conseguirá efectos dependientes del tipo de técnica a aplicar, más que de la condición del propio terapeuta. En esas condiciones un terapeuta, por muy buena fe que tenga y por mucho que se implique, no pude intervenir remotamente para tratar a un paciente con eficiencia a no ser que sirva de portal al Nagual dominante de su equipo de Terapia, porque éste si funciona en la segunda atención. Sin la implicación de otro Nagual que le utiliza como portal de acceso y sostenimiento, la utilidad del terapeuta tonal queda restringida a las interacciones presenciales con el paciente y su efecto mayor lo conseguirá por contigüidad, contacto y cercanía.

No importa que 20 terapeutas tonales quieran tratar en la distancia a un paciente. No lo consiguen, o consiguen resultados muy pobres por más que lo intenten y por más que realicen correctamente los procedimientos que crean adecuado. Solo Nagual mediante, esos 20 terapeutas se hacen parte del tejido de nexos que el mismo nagual despliega, correlacionándoles a todos con el paciente y utilizándolos como portales de acceso... como una araña que teje su red. De esa manera las terapias tonales que hacen esos 20 terapeutas se sinergizan y tornan naguales y alcanzan funcionalidades y efectos remotos.

Pero si son 20 terapeutas naguales los que intervienen en la terapia a distancia, en ese caso, pudiéramos decir que ese paciente es afortunado.

Solo cuando el terapeuta alcanza la segunda atención y se despliega su configuración nagual, consolidándose sus urdimbres, despierta la capacidad de reclutar los nexos tenselares que le unen al paciente en la distancia, permitiéndole correlacionarlo y encausar hacia él energías espirituales moduladas a voluntad e incluir otros portales remotos, que facilitarán su intervención para bien del paciente.

Si desea evaluar su eficacia sanadora dispone de varios Tests que le servirán de ayuda. Para verlos

5- ¿Qué son los portales de acceso? 

Durante las terapias a distancia, es frecuente que el terapeuta no conozca al enfermo, en consecuencia existen muy débiles lazos de conciencia entre ambos. Pero esta dificultad puede ser superada. Generalmente el terapeuta es contactado por los familiares del enfermo, que solicitan su ayuda. Estas personas pueden constituir un apoyo energético importante durante las sesiones de tratamiento, al servirse de ellos como “puentes” o portales de acceso a la constelación de vínculos familiares.

El portal es una persona que mantiene lazos de conciencia intensos con el paciente y que siente gran afecto por él, fundamentalmente adultos sanos. Un portal igualmente puede ser un terapeuta que le está tratando paralelamente a tu intervención.

Por lo general:

Un portal es una persona que hemos configurado desplegando su configuración Nagual, consolidado su Antakarana, mediante maniobras de activación y enraizamiento  correlacionándolo al paciente.

Se utilizan los Portales persiguiendo tres objetivos:

5.1. En caso de no conocer al paciente pero si al portal, su correlación nos permite Intensificar el vínculo tenselar con el enfermo, ya que el portal actúa como “puente” de acceso a la constelación familiar y al propio enfermo.

5.2. Permitirle actuar como soporte energético en el tratamiento y la recuperación.

5.3. Si el portal mismo es un terapeuta.... incrementar su eficacia sanadora y conseguir que su tratamiento sea más eficiente cuando lo aplica al paciente.

En el Intensivo de Terapia a Distancia se adiestran en el reclutamiento de portales.

6- ¿Qué es el "efecto sinérgico" que se pretende conseguir en las intervenciones conjuntas?

Para pronosticar los resultados posibles a esperar en dependencia del número de terapeutas implicados, debemos conocer previamente la capacidad reactiva del paciente.

La capacidad reactiva del paciente es la que determinará que prevalezca un estado de potenciación o atenuación de su sensibilidad ante las acciones sinérgicas de las fuerzas interventoras en su recuperación, por ejemplo, el número de terapeutas que participarán en su tratamiento.

Efecto de Atenuación y Potenciación Sinérgica:

6.1-Efecto de potenciación sinérgica:

La respuesta de un paciente con mayor capacidad reactiva es directamente proporcional, al número de terapeutas que intervienen, cuando el nivel Tensérgico de los Terapeutas son equivalentes.

6.2-Efecto de atenuación sinérgica:

La respuesta de un paciente con menor capacidad reactiva, es neutra y pobre, con independencia del número de terapeutas que intervienen, cuando el nivel Tensérgico de los Terapeutas es equivalentes y promedio, porque se expresa una atenuación del efecto sinérgico.

En ese caso, no importa el número de terapeutas que participen en la terapia para el paciente, sus intervenciones no se "sumarán" o lo harán limitadamente, en el proceso de sanación y no se intensificarán los cambios a esperar en una magnitud significativa.

Se obtendrá resultados semejantes a los que se consiguen cuando interviene un solo terapeuta aunque sean 20. El número de implicados deja de ser una variable a considerar en este casp. De esta menara, por más Terapeutas que intervengan no consiguen más, sumandos más efectos que el resultado que consiga obtener el más fuerte de ellos aunque sea uno solo. Esta es una condición que depende del estado del paciente, mas que de la potencia del terapeuta.

Por ejemplo, tratándose de una enfermedad degenerativa de muchos años de evolución o una parálisis cerebral de 20 años o una enfermedad hereditaria... En este caso, no importa cuantos terapeutas intervengan, resultarán inoperantes: 100 terapeutas no conseguirán más efectos que 10. Si alguien puede mejorar algún aspecto del estado de la persona, en mas intensidad, sería el más fuerte.

Es como si el efecto sinérgico del grupo no se expresase en ciertas condiciones dependientes del propio paciente o de su enfermedad.

Resumiendo:

-Mientras mayor capacidad de respuesta manifiesta un paciente, mas susceptible es de ser ayudado con las terapias colectivas, donde intervienen varios terapeutas.

-Mientras menor capacidad de respuesta manifiesta un paciente, menos susceptible es de ser ayudado en las terapias colectivas, porque los resultados seguirán siendo los mismos con independencia del número de terapeutas involucrados

Si desea profundizar en la relación entre grado de reactividad del paciente y el efecto sinérgico Haga Clic aquí.

7- ¿Cuáles son las terapias de equipo a distancia con más posibilidades de éxito y las que están justificadas solicitar a los grupos de Terapeutas Tensérgicos?

7.1. Aquellas en las que los terapeutas tienen relaciones de afectos fraternales o familiares con el paciente. Mientras más intensas éstas sean, mayores facilidades tienen los terapeutas para correlacionar los lazos de afecto que les unen e intervenir con éxito remotamente.

7.3. Aquellas en las que los pacientes tienen condiciones que favorecen su hiper o suprarreactividad y potenciación del efecto sinérgico. Haga Clic Aquí para conocerlas

7.4. Aquellas en las que media, al menos, un Terapeuta con funcionalidad nagual y dominio del manejo de la segunda atención, con independencia de los procederes terapéuticos aplicados.

Vea las indicaciones terapéuticas del método y el grado de eficacia a esperar.

En este tipo de situaciones se incrementa el potencial sinérgico de los interventores y generalmente se pueden conseguir grandes resultados en corto tiempo y con efectos duraderos.

En estos casos se reúnen las condiciones óptimas para solicitar una Terapia a distancia en equipo.

Cuando es así, la gravedad del daño no es relevante, por ejemplo un paciente joven , con antecedentes de salud, en coma con un traumatismo cráneo encefálico, con lesiones cerebrales graves, ocurridas en un accidente y que ingresa en estado Crítico, paradójicamente puede tener una hiper-respuesta ante una terapia tensérgica a distancia, realizada en la segunda atención, siempre que se realice antes de los 4 días del accidente, y la recuperación puede acontecer sin que deje apenas secuela, o con secuelas mínimas, contrariamente a lo que cabe esperarse en casos así. Para la medicina convencional, solo cabe esperar que el paciente quede limitado de por vida, si es que sobrevive.  Sin embargo, paradójicamente, en casos así, son factibles las intervenciones remotas y en equipo utilizando el método tensérgico. Pues la acción conjunta sinergiza y se potencia. Lo mismo ocurre para cualquier otro sistema de terapia de intervención remota

8- ¿Cuáles son las terapias de equipo a distancia con menos posibilidades de éxito y que, acaso no deben solicitarse?

8.1. Aquellas en las que los terapeutas no mantiene relaciones de afectos fraternales o familiares con el paciente o con los portales. Vuanto menos se conozcan entre sí, menos posibilidades de correlacionar los lasos tenselares, pues no media el afecto que les crea y que les capacita para intervenir con éxito remotamente.

8.3. Aquellas en las que los pacientes tienen condiciones limitadas que propician su hipo o arreactividad y atenuación del efecto sinérgico. Haga Clic Aquí para conocerlas

8.4. Aquellas en las que median Terapeutas con funcionalidad tonal cuyos resultados son mas dependientes de los procederes terapéuticos que aplican, que de su propia energía y fuerza.
O cuando median terapeutas naguales pero las condiciones del paciente no son las adecuadas o propicias conforme a la naturaleza de su problema o por su pobre reactividad, factores ambos que determinan la atenuación del efecto sinérgico.

Vea las indicaciones terapéuticas del método y el grado de eficacia a esperar.

En este tipo de situaciones se atenúa el potencial sinérgico de los interventores y generalmente se consiguen resultados escasos, en un tiempo largo después de ciclos  intervenciones, con muchas sesiones de tratamiento y los resultados pudieran manifestar efectos poco duraderos.

Situaciones así, no reúnen las condiciones óptimas para solicitar una Terapia a distancia en equipo implicar a grupos de personas en este tipo de intervención.
 
En estos casos, por ejemplo, cuando una persona mayor tiene una enfermedad de un órgano que ya está afectado desde hace muchos años, con deterioro estructural y funcional, por ateroesclerosis, degeneración, etc., y cuando el proceso de la enfermedad empeora o se agrava... Como norma, siendo así, su reactividad es pobre y su respuesta es deficiente y las intervenciones combinadas de varios terapeutas no se suman entre si, no ganan en eficiencia por muchos que sean,  pues se ha atenuado el efecto sinérgico.

En casos así, las intervenciones conjuntas no sinergizan y apenas se obtienen resultados comprobables. Es un sin sentido solicitarla, porque significa implicar en una acción conjunta a muchas personas,  invirtiendo en esfuerzo y tiempo, cuando ya se puede predecir que no podrán conseguir un efecto mayor que el tratamiento que le hace en presencia un solo terapeuta. En estos casos, la medicina convencional puede representar la principal ayuda que el paciente pueda recibir.

Lo mismo pasa cuando se trata de un paciente hiperreactivo, con posibilidades reales de recuperación, pero se solicita la intervención remota de un terapeuta que no conoce a dicho paciente, ni al solicitante de ayuda. Cabe considerar la posibilidad que este terapeuta y como norma, por muy fuerte que sea, tenga dificultades en reclutar los lazos de memoria afectiva para poder acceder al paciente en la distancia y ayudarle, porque carece de esos lazos, que solo se crean y perduran, entre personas que se conocen entre sí y que expresan afecto mutuo.

Por ese motivo, solicitarle a un terapeuta que apenas te conoce, que apenas sabe tu nombre, que trate en la distancia a un familiar tuyo, no es garantía de que el terapeuta pueda conseguir realmente resultados importantes, intentando tratarle en la distancia. Solo ocurrirán cambios significativos si mediase un Nagual experimentado que conozca al portal y al paciente.

Es válido que el terapeuta te explique que, no debe intentarlo si no fuera el caso, porque solo creará falsas expectativas y sabe que no lo conseguirá por muy alto que sea su nivel técnico. La norma es que no sea eficiente si no median relaciones de afecto entre ellos.

9- ¿Es conveniente que dos equipos distintos de Terapia, traten independientemente a un mismo paciente?

No...

Es importante evitar que dos equipos de terapia en la distancia, conformado por sanadores  facultados auténticamente, traten a un mismo paciente, a no ser que el mas experimentado de ellos, les guíe para unificar el tipo de terapia a aplicar por ambos grupos.

Como norma, en los equipos de sanación o terapia remota, los miembros que les integran, aplican cada uno lo que ya sabe hacer, pero interrelacionadamente, en función de un objetivo común y guiados por el miembro con mayor conocimiento.

En los casos en que los terapeutas participantes tengan capacidades probadas de intervención remota, las cosas funcionan bajo reglas que hay que conocer y considerar.  Si ese conocimiento existe, si el equipo de terapia es profesional, o si el guía que transmite las orientaciones generales lo es, si se sabe lo que se debe y lo que no se puede hacer.... las garantías de éxito son mayores.

Debe existir un consenso general a la hora de intervenir, sobre todo en el caso de que se estén aplicando las técnicas mas fuertes, que son las que tienen más contraindicaciones. Ocurre que, cuando alguien realiza un procedimiento distinto al que aplica otro y ambos son procedimiento contrapuesto...  cuya utilización simultánea está contraindicada, los efectos pueden ser contraproducentes, incluso peligrosos.  Porque, en caso de que se combinen ambos procedimientos, que son útiles en si mismo aplicados aisladamente o uno después de otro, pudieran ser contradictorios y contraindicados cuando se aplican a la vez.

Reiteramos... Hay procederes que nunca se pueden combinar porque es peligroso hacerlo, para el paciente, aún cuando están siendo aplicados por sanadores o terapeutas auténticamente facultados, capaces de influir remotamente, de manera demostrada sobre el curso de un proceso y reencaminarlo para bien del paciente y para asombro del personal médico que le atiende.

Reiteramos... Si un paciente esta siento tratado por un grupo de sanación, ellos cuentan con las orientaciones de su guía y si tiene experiencia y están facultados, igualmente tienen éxitos rotundos y verificables. No es necesario que se unan a otro equipo para tratar a un mismo paciente, si no hay un acuerdo mutuo y una guía conjunta que les unifique a los dos equipos, para que actúen como uno solo.

Reiteramos... Si dos equipos de terapia, eficientes y capacitados tratan a un mismo paciente, aisladamente, puede ocurrir que "crucen" técnicas contraindicadas y las cosas no salgan bien.
Y eso hay que evitarlo, lo primero es la seguridad del paciente. Lo primero es no hacer daño.

Sería conveniente repasar las contraindicaciones de las terapias, haciendo clic aquí

Resumiendo:

9.1-Ningún paciente debe estar siendo tratado por dos grupos distintos de terapia, sobre todo si están integrados por practicantes auténticamente capaces de intervenir remotamente y cambiar el curso de las cosas.. porque si se "cruzan" sus intervenciones... si se aplican procedimientos antagónicos entre si, lo menos que puede pasar es que los efectos se colapsen por el antagonismo y se anule la posibilidad real que tienen de ayudarle. Lo peor, es que el paciente pague el precio del error.

.22- Y es lo mas importante que debes conocer... NO puede intentarse una terapia remota con dos equipos aislados de terapeutas sin previo acuerdo y coordinación, en el caso que los equipos estén conformado por sanadores o terapeutas experimentados y con capacidades auténticas porque sus efectos son contundentes y nunca si se trata dos equipos de TENSERGISTAS o practicantes avanzados de Tensergética. Si van implicarse en una terapia ambos equipos deben sumarse y conformar uno solo para poder contar con un mismo guía y un mismo protocolo de intervención, que coordine las acciones, los momentos y los objetivos.

10- Cuando tratamos a pacientes ingresados... ¿Cuáles es la mejor manera de conocer si la terapia practicada ha sido eficiente?...¿Nos guiamos por lo que comentan sus familiares?

Como norma, los familiares de los pacientes que conocen que le estamos tratando paralelamente a los médicos que le atienden, suelen ser muy complacientes a la hora de valorar los cambios positivos del paciente, atribuyéndoselos a nuestra terapia. Por lo que no son muy objetivos. No obstante sus criterios son una ayuda.

Pero el mas importante indicador de que nuestra terapia ha sido eficaz, sobre todo en pacientes críticos extremos y graves, es el criterio del personal médico que le atiende.

Lo habitual que ocurre es que los médicos comienzan a contradecirse. Primero diagnostican daños reconocibles durante la exploración física del paciente o que aparecen reflejados en los medios diagnósticos como Radiografías, TAC, Resonancia etc, pero luego al cabo de un tiempo esos daños aparecen inexplicablemente atenuados o desaparecen sin que ninguna de las intervenciones médicas lo justifiquen, por lo que no saben a que atenerse al respecto. Y puede ocurrir que diferentes lesiones diagnosticadas en el mismo paciente reviertan casi de golpe o progresivamente ante los médicos atónitos.

El otro indicador definitivo es cuando los médicos pronostican la imposibilidad del cambio y luego confiesan a la familia que no saben lo que ha ocurrido, que les parece algo extraordinario incluso milagroso la evolución de la que son testigos y que contra todo pronóstico ha acontecido antes sus ojos. A veces utilizan palabra como "milagro", "inexplicable", "inconcebible", etc... para expresar su asombro ante lo que consideran imposible dda la situación previa del paciente.


Dr. Cristian Salado.

   

Reservado todos los derechos, Prohibida su reproducción total o parcial.
Copyright © Cristian Salado.