Maniobras de Ensueño

MANIOBRA Nº 16. - Madrid. Mayo del 2006.

 Propósitos de las maniobras realizadas.

-Reforzar los propósitos de la maniobra anterior.

-Reforzar la posibilidad del ensoñador de introducir animales (Loro - Perico) dentro de los ensueños del ensoñado

-Demostrar la posibilidad del ensoñador de acechar ensoñando, con maniobras dirigidas selectivamente a un solo alumno y solo ella (Ana Rico) para utilizarla como portal primario de acceso a sus lazos de conciencia con otros alumnos que no conocemos.

-Demostrar la posibilidad del ensoñador de acechar ensoñando, con maniobras dirigidas a movilizar el cuerpo de ensueño, induciendo secuencias de ejercicios estrictamente programados para ejercitar el cuerpo físico del ensoñado.

-Demostrar la posibilidad del ensoñador de acechar ensoñando, con maniobras dirigidas a desatar emociones positivas, alegría, felicidad, bienestar, optimismo, dentro del ensueño del ensoñado y que se mantenga una vez despierto..

-Coincidencia: terapia de ensueño espontánea (hombro de Isabel B.)

-Comentario: Se demuestra la intensidad de la maniobra, capaz de sobrepasar las posibilidades físicas del sujeto ensoñado.

 

-   Mensaje de Cristian Salado

Por si coincide con los sueños de alguien las maniobras de ensueño del viernes fueron: Sensación de alegría y risa, ver la TV. Transfiguración en Loro y perico. Ejercicios articulares, de todo el cuerpo enfatizando Cuello, hombros, brazos y columna

Las maniobras del sábado

Frialdad en el brazo derecho. Ejercicios articulares, de todo el cuerpo enfatizando Cuello, hombros, brazos y columna

 

-   Mensaje de Ana Rico

No podía dejar de comentaros la experiencia que he vivido este fin de semana en los cursos de Madrid, en relación a las maniobras del ensueño de Cristian.

El sábado cuando me desperté, la imagen que me vino, fue verme en una habitación blanca, sentada en una silla, moviendo la cabeza sin parar, a delante y atrás, en círculos y a los lados, todos movimientos rápidos y continuos. Pensé... en que habría estado haciendo con mi pobre cabeza toda la noche sin entender nada, hasta que me puse en pie y sentí un fuerte dolor en las cervicales, parecía una tremenda tortícolis que me molestaba, no al mover la cabeza hacia los lados sino hacia arriba y abajo, era un dolor que parecía estar en el centro de mi cuello y se extendía hacia los omoplatos y bajaba por toda la columna y subía hasta el cráneo.


Cuando se levantó José le comenté, lo que había soñado y el dolor que tenía, me parecía increíble que hubiera relación entre ambos... ¡¿como iba a ser posible que un sueño me provocara tan tremendo dolor?

José se extraño, pero intentando aliviarme, me dijo que me sentara, que me iba a quitar el dolor. Nada más tocarme da un grito y me dice que le duele a él y que tremendo dolor. Yo me río y le digo que lo deje, que me tengo que ir al curso y no quiero llegar tarde. Cuando llegué se lo comenté a Cristian, él me sonrío con cara de pícaro enseñándome un papelito donde ponía:

"Ejercicios con las articulaciones", me quedé muerta...

El sábado era el primer día del curso de visión aural (por necesidades del 4º nivel), que normalmente empezamos el viernes, por lo que Cristian no conocía a los alumnos, aún así preguntó que habían soñado, también pregunto si alguien tenía molestias en la espalda o cuello y tres personas dijeron tener contracturas, aunque una de ellas la tenía hace días, la respuesta fue muy significativa.

La noche del sábado al domingo vuelvo a soñar que estoy sentada en una silla haciendo ejercicios con los brazos, cuando me despierto pienso que debo de estar condicionada u obsesionada por el ensueño anterior.

Pero el domingo Cristian vuelve a enseñar el papelito de "Ejercicios con las articulaciones", que esta vez contenía algo sobre los brazos. (Nota: La vez primera yo le enseñé a Ana solo una parte de la nota escrita, ocultando el resto)

El domingo, Cristian explicó al grupo de 1º y de 4º, como al no conocer al grupo de primero y teniendo solo dos días de curso y queriendo aprovechar los dos para la práctica del ensueño, Cristian me utilizó la noche del viernes como "Portal" para acceder al grupo de 1º nivel, ya que yo, era el único vinculo posible, que tenía con los alumnos nuevos. No se si pensó que yo era una deportista de elite o si al no conocer físicamente a los alumnos, más que por e-mail y teléfono, se me quedo toda esa fuerza e impulso en el cuello, pero la verdad es que me aún hoy martes, sigo con molestias. En fin, que este fin de semana trabajé día y noche!!!...

 

-   Mensaje de Mary Rodríguez

Cristian,  como no puedo  responder al grupo y lo digo directamente.  No sé si tendrá que ver lo que escribiste en el papelito, pero este sábado afloró una molestia en el codo/antebrazo derecho.  Es una molestia derivada de un accidente de kayak pero que hacía mucho tiempo que se había ido.  De pronto el sábado ha vuelto. No sé si tendrá que ver si no.  En todo caso es curioso porque me preguntaba por qué habría vuelto.

Hay un elemento de somatización en esa molestia que evidentemente no está del todo saneado y es probable que tu maniobra haya despertado ese resto.  No lo comenté, pero también noté una vaga molestia en la columna, sobre todo la zona lumbar.  Hoy lo de la columna ha desaparecido y la molestia del codo está mucho mejor, pero, en todo caso, voy a trabajarlo con KS.  Estoy convencida de que la maniobra tuvo algo que ver porque hace MUCHO tiempo que no tengo molestia en esa zona.

 

-   Mensaje de Cristian Marina Medialdea

La transfiguración que comentas en Loro, ¡¿fuiste tu el que se transfiguró? es que esa noche como cuento en nagualia soñé con un Loro y la verdad me hizo mucha risa pues era muy curioso con que habilidad abría la ventana y la puerta.

 

-   Mensaje de Isabel Biedma

Hace como cuatro meses empecé con un fuerte dolor en el hombro izquierdo que me impedía hacer determinados movimientos. Como hace mucho tiempo que no tomo medicinas alopáticas normales me traté con medicina integral de Méjico y con oligoelementos y también recurrí a la manopuntura, que fue con lo que encontré mejoría. Aún así, el hombro me seguía doliendo y ya no sabía qué hacer. Sobre todo lo notaba más al despertarme por la mañana. Se lo comenté a Cristian en algún momento y me dijo que era uno de los dolores más difíciles de erradicar y que tenía que hacer ejercicio con el brazo. Como me dolía mucho, la verdad es que solo hacía un poquito por cumplir. Cual no sería mi sorpresa cuando el domingo por la noche, al volver de asistir al 4º nivel de Tesergética, me di cuenta de que el hombro casi no me dolía y que podía hacer un ejercicio como de nadar de espalda, cosa que me resultaba imposible anteriormente por el dolor que me provocaba.

Me puse muy contenta, pero pensé que tal vez después de dormir el "milagro" habría desaparecido. Pero no fue así, porque antes de abrir los ojos a la mañana siguiente comprobé que el hombro no me dolía como solía ser normal. Volví a hacer varias veces el ejercicio de nadar de espalda y, bueno, sentía una molestia, pero nada comparado con el dolor lacerante de los días pasados.

Ante esta mejoría inexplicable le pregunté a Cristian si él me podía dar alguna explicación razonable. Mi sentimiento era que el haber asistido durante el fin de semana a sus clases había tenido algo que ver con el "milagro". ¡¿Tal vez los ejercicios de ensueño de las articulaciones? Llevo varios años siguiendo las enseñanzas de Cristian y he visto tantas cosas inexplicables que ya no me extraña nada..., pero esta vez ha sido en mi propio cuerpo y me parece verdaderamente mágico.

 

-   Mensaje de Cristian Salado

Hola Isabel: En un mensaje anterior me comentabas lo siguiente:

…No sé si ha sido el 4º nivel del fin de semana, tu trabajo de ensueño... o que me has tratado de alguna manera, pero desde ayer por la noche el dolor de mi hombro izquierdo ha disminuido de una forma que mi asombro y mi alegría no tienen límites. Como no he hecho nada distinto a lo que venía haciendo hasta ahora, siento que un Nagual compasivo me ha podido ayudar. Llevaba padeciendo con este dolor desde hace cuatro meses, pero hoy me encuentro como si hubiera rejuvenecido 10 años y me siento feliz. ¡¡Voy a poder nadar este verano!

Realmente me asombró por los siguientes motivos:

1-Ese viernes o sábado hablamos en clases sobre tu hombro y te explicaba que las patologías de hombro son las que peor responden a las terapias energéticas. Creo que te recomendé hacer los ejercicios que se te indicaron para la rehabilitación de la articulación y te señalé que de seguro no los hacías.

2-Durante las maniobras tú eras parte de los alumnos porque me es muy fácil recordarte, pero en ningún momento realicé la maniobra expresamente dirigida a aliviar tu hombro-

3-Coincidentemente hice énfasis en cuello y hombros y soy consciente de que esa maniobra puede aliviar cualquier patología secundaria a la poca actividad articular de esa zona

4-Mi nivel de implicación fue, esta vez tan intenso, a raíz de no conocer a los alumnos del primero y temer no ser eficaz, que a pesar de haber maniobrado durante breves minutos, sobrepasé la capacidad de tolerancia de alumnos sanos de cuello y hombro.

5-Luego llega tu mejoría. Por supuesto que la relación es directa.

Mi pregunta era. ¿Acaso tu mejoría es el resultado natural de la maniobra de ensueño dirigida a todos?...o ¿Acaso a pesar de que yo no era consciente mi doble de ensueño se enfocó en ti, a causa de tu necesidad y estado y de estar yo alertado de esta situación debido a la conversación previa a la maniobra del Sábado por la noche?

Conociendo que el Nagual actúa con cierta independencia del Yo consciente. No dudo que esto sea lo que haya ocurrido. No tengo respuestas, pero lo que si puedo decirte es que la maniobra de ensueños realizada sobre el sistema  osteomíoarticular de los alumnos, fue beneficiosa para los que tenían problemas reales, y desbordante para los que llevaban muchos tiempos sedentarios y fosilizados sin practicar ejercicios  :-)

 

-   Mensaje de Isabel Biedma.

Hola, Cristian:

No, no regresó el dolor del hombro y hoy estoy todavía mejor, no me lo puedo creer. Sabes que ya te hablé de él hace tiempo y me dijiste que era muy difícil de erradicar y que tenía que hacer ejercicio de fisioterapia. Yo no he hecho nada, excepto asistir el fin de semana al 4º nivel y disfrutar de tus enseñanzas y de tu buen humor como siempre hago. Se me ocurre preguntarme si los ejercicios de articulaciones que tú ensoñaste de alguna manera hubieran podido servirme a mí. De verdad te digo que la mejoría ha sido tan drástica que siento que "algo" ha tenido que actuar en mi hombro sin que yo interviniera.

 

-   Mensaje de Mónica.

Tras el correo de Ana, me ha hecho reflexionar sobre el dolor de articulaciones que he pasado todo el fin de semana, asociando el dolor de cervicales al estrés del trabajo. Hace dos fines de semana, hice mi primer nivel de visión, estoy muy ilusionada con lo aprendido y doy las gracias a Cristian por abrir un ventanal delante de mis ojos. La cuestión es que no me acuerdo de los sueños, cuando hizo la prueba con nosotros del agua no recordaba nada pero la sensación de ducharme al día siguiente con tanta necesidad me llamo la atención. Hoy leyendo el correo de Ana me he sorprendido por la posible relación a mi dolor de cervicales. Cristian, es posible que no recuerde los sueños, pero si que tenga dolor físico? y por qué no recuerdo?. Gracias.

 

-   Mensaje de Cristian Salado

Hola Amigos: Efectivamente, este fin  de semana fue diferente en tanto los alumnos del primer nivel no comenzaron las clases el viernes sino el domingo. De ese modo, solo tenía dos días para realizar las maniobras de ensueño. Y el primero, el sábado, sería cuando los vería por vez primera. Lo que significaba que la primera maniobra del viernes por la noche la realizaría sin conocerles personalmente, condición que debilitaba considerablemente mi posibilidad de acceder a ellos.

Ese fue el motivo por el que en la primera maniobra Ana fue el portal de acceso primario al grupo, dado que ella era la que realmente tenía lazos con esos alumnos desconocidos para mí, de modo que me centré en Ana pues su relación con los alumnos le convertía en el portal de acceso ideal.

La maniobra incluía la ejercitación de todas las articulaciones del cuerpo a modo de "calentamiento" Comenzando por el cuello, hombro, miembros superiores. Columna y tronco, cadera y miembros inferiores. Lo cierto es que el mayor énfasis lo hice en cuello, hombro y columna vertebral, acaso en los miembros superiores.

Los ejercicios del cuello consistía en hacer movimientos con la cabeza adelante y atrás, como diciendo que sí; luego movimientos laterales derecha – izquierda, como diciendo que no. Inclinaciones laterales oreja-hombro a derecha – izquierda y rotaciones de la cabeza hacia la derecha e izquierda. 5, 8 o10 veces para cada grupo de movimientos. No fui muy preciso en el número de ejercicios. Son los movimientos articulares típicos que se realizan con las articulaciones cuando uno quiere entrar en calentamiento, a modo de preparación para una actividad física más intensa.

La dificultad de la maniobra, residía en el hecho que no conocía a los alumnos y tenía que acceder a ellos a través de los lazos de conciencia que Ana ya había establecido como coordinadora. De modo que me sirvió como Portal. Pero, aparentemente enfatice demasiado temiendo no ser eficaz. Por eso Ana, durante esos momentos, ensoñaba que realizaba los mismos movimientos con una intensidad mayor que lo necesario.

Dado que esa información era foránea, no estaba arraigada a su cuerpo de Ensueño. Es la razón por la que se transfirió tan rápidamente a José, con solo tocar el cuello de Ana, esa mañana, para darle un masaje.

Ustedes se preguntarán.  ¿Entonces se puede hacer daño con la maniobra!! Y yo les respondo que lo que se pone en evidencia es la necesidad de cierta medida e intensidad, lo cual es necesario para cualquier actividad o procedimiento que se realice. Y es importante conocer que esto es así. Porque nos obliga a ser más cuidadoso y medido. Pero eso no significa que sea una actividad dañina.

Lo que ha ocurrido, le puede pasar a cualquier entrenador deportivo, que ponga a mis alumnos a hacer ejercicios de cuellos, y estando todos ellos desacostumbrados a dicha práctica por no hacer nunca ejercicios y llevar una vida sedentaria, ignore ese detalle y en vez de empezar con 3 sesiones para cada bloque de ejercicios comience con 10 o 20. De seguro que muchos acabarán con agujetas, contracturas y dolores cervicales. Eso no significa que el entrenador sea maléfico, ni que los ejercicios estén destinados para dañar. Significa que rebasó la medida individual.

Yo no estoy acostumbrado a realizar estas maniobras públicas de acecho en el ensueño, en las que necesito enfatizar cierta operatividad dirigida a ejecutar una actividad particular en las personas sobre la que maniobro a modo de demostración. Anteriormente, cuando no hacía pública estas demostraciones, enfatizaba menos, era un asunto mío, y solo yo debía enterarme de los resultados. Ahora ha cambiado la intención, se trata de hacer conscientes a grupos de personas de la posibilidad de maniobrar en los sueños. Las maniobras de ensueños no están destinadas para realizar demostraciones públicas, sino para tratar a una persona. En ese caso, difícilmente sobrepasamos su medida, Toda la intensidad y fuerza del Nagual está dirigida a recuperar algún equilibrio perdido o transmutar la naturaleza de los procesos. Mientras que en las maniobras demostrativas, no ocurre así. Es más fácil "desbordar" a una persona con una demostración y que se sienta sobreasada que a la persona enferma sobre la que actuamos.

Esta maniobra relativamente desmedida puede generar molestias cervicales en una persona sana, pero desacostumbrada al ejercicio, puede igualmente desatar contenidos somatizados y despertar molestias latentes no solucionadas, pero al mismo tiempo puede generar un alivio intenso en una persona con una contractura cervical crónica.

Como ya les he comentado en ciertas ocasiones. El riesgo principal de  adentrarse en los ensueños, es la misma fuerza del Doble de ensueños que se despliega con el entrenamiento. Una fuerza  de considerable intensidad que uno no puede calibrar ni experimentar. La fuerza del doble, no es como la fuerza de los músculos que uno la siente y sabe dosificarla perfectamente al realizar una actividad muscular. La fuerza del doble no se siente, cuando uno la encamina y enfoca dentro del ensueño ella se ejecuta si el procedimiento es correcto y actuará con intensidad, aunque uno no sea consciente de su acción ni de su medida. Siendo una fuerza "Inteligente"  actuará con intensidad allí donde exista el problema a tratar, en la dirección necesaria para revertir el proceso. Por eso la altísima eficacia de esos procedimientos. Porque su intensidad no está condicionada por nuestras limitaciones, sino por la medida en que el desplegamiento del Doble le independiza de ellas.

Confiando poco en mi propia fuerza enfaticé en una maniobra que pudiera ser de altísima eficacia para tratar un cuello enfermo, dosificando las sesiones, pero que utilice a modo de demostración, para que los alumnos lleguen a tener conciencia y sin lugar a dudas de esta posibilidad.

No sé si los alumnos del grupo lo comprenden, pero ustedes están siendo testigos, a través de esas sencillísimas maniobras, de una operatividad, que solo está descrita en libros y que se le atribuye a personas excepcionales a las que se le atribuye poderes excepcionales. Mi objetivo es demostrar que la magia está al alcance de todos y que podemos utilizarlas para el beneficio de personas necesitadas.

Es natural que me sobrepase, si no dosifico la medida de mi acción, pero el propósito no ésta en sobrepasarme, no es lo que busco. Solo que acontezca el hecho en si, en toda su simpleza y evidencia, para que se vayan acostumbrado a esa posibilidad.

Ana no fue la única que presentó molestias cervicales, varios alumnos nuevos se refirieron a ellas al yo preguntarles, porque suponía que la maniobra les había rebasado. Cuando llegue a casa, mi compañera estaba con tortícolis desde el Sábado y me hija les dio masajes.

¡¡No Vayan a pensar que yo hice un esfuerzo extraordinario en esa maniobra!, ¡¡en lo absoluto!. Solo induje el movimiento articular, un numero de veces mayor que el que era necesario, puede que con una tanda de solo dos ejercicios de cada tipo hubiera sido suficiente y yo hice tandas de entre cinco y ocho, acaso 10.

Es importante conocer la intensidad de la acción de un "préstamo" ejecutado dentro del ensueño. Lo que da la medida del extraordinario valor del procedimiento como herramienta de sanación.

El desbordamiento ya lo generé esta vez con cierta intención cuando hicimos la maniobra con el agua en Barcelona, la semana anterior. Ellos ingerían agua en el ensueño y muchos alumnos sentían la necesidad de levantarse a orinar, de madrugada en varias ocasiones. Lo comentaban asombrados pues no era habitual.  Casi todos hablaban del agua sin que conocieran todavía de que trataba la maniobra, incluso una alumna en Madrid se hizo "pis" en la cama, por vez primera en su vida adulta. Ustedes se preguntarán ¡¿Pero de que sirve todo eso?..! Y yo les digo que, cuando un riñón se cierra y no quiere arrancar y funcionar, puede matar a una persona por insuficiencia renal. Es necesario rebasar su medida y abrirlo, obligarle a producir orina. Porque en ello le va la vida al paciente!... Una maniobra de ensueño puede conseguir algo semejante en un buen grupo de casos de insuficiencia renal aguda reversible y rebelde al tratamiento convencional.

Los ejercicios con el cuerpo de ensueño,  debidamente dosificados, pueden constituir un formidable "préstamo” para una persona con impotencia funcional articular o compromiso nervioso periférico o central que debilita el tono muscular, en las secuelas de accidentes vasculares cerebrales, en todas las rehabilitaciones. etc..

Hay alumnos en esta enseñaza a los que les he recomendado que realicen ese tipo de préstamo para tratar en la distancia a sus seres queridos y que recuperen los movimientos o evitar que terminen con secuelas motoras después de haber sufrido accidentes vasculares cerebrales hemorrágicos, que debieran dejarles con incapacidad motora. El éxito alcanzado por esas maniobras ejecutadas como terapias realizadas sobre enfermos situados a miles de kilómetros de distancia, es una prueba de su eficacia. Porque en esencia se trata de lo mismo, solo que ahora tendrían un mayor control y capacidad operativa.

Si no comprenden lo que intento comunicarles, entonces si tenemos un pequeño problema. Recuerden que estas maniobras no están destinadas a realizar demostraciones, sino al tratamiento. Pero los alumnos tendrán que aprender a realizarlas y es necesario que reconozcan que dispondrán de un instrumento en extremo eficaz e intenso para tratar a un enfermo. Nuestro interés no era desbordarles, pero ya que ha ocurrido, es una prueba de la fuerza del doble de ensueño. Y de la enorme responsabilidad que entraña conocer los modos de utilizarla para tratar a personas necesitadas.

 

-   Mensaje de Alfredo

Yo también experimenté dolor de cuello este fin de semana pasado en el curso de Madrid. Lo asocié  al cambio de cama y almohada del hotel pues no recuerdo nada en sueños.

 

-   Mensaje de Pepe  Bellmunt

Creo que estas maniobras han afectado a mucha gente del grupo Saurayi. Yo me levante el sábado un dolor de cervicales (sobre todo en la parte derecha) y el domingo todavía más. Lo más curioso es que no suelo tener este tipo de dolor (igual hace más de un año que no acusaba este tipo de dolencias) y además casi todos los días por la mañana hago los movimientos con las articulaciones que hizo Cristian, y aún así y todo, me levante con esta dolencia. O sea, que estas cosas no son casualidad, sino más bien causalidad.

 

-   Mensaje de Pavel

Cuando leí el escrito de Cristian con los términos de sus prácticas de ensueño pude comprender. Ya había notado en la maniobra de Barcelona, yo estaba en Gredos de retiro, que durante el fin de semana tuve una "relación extraña con la ducha" una parte quería meterse otra no, me sentí bastante tonto por estas percepciones encontradas sobre un tema tan simple ducharse.

Este fin de semana pasado, desde el viernes mañana tenía un estado sorprendentemente feliz, cantaba a todas horas y me sentía exaltado de felicidad.

Lo mas gracioso, fue mi extrema necesidad de practicar taichi todo el fin de semana, de mover articulaciones todo el rato, no tenía dolores ni nada parecido era "necesidad" de moverme. En fin, una autentica maravilla seguir destapando los velos de esta realidad.

 

-   Mensaje de Cristian Salado

Hola Pavel: Es curioso lo que me comentabas cuando decías lo siguiente:

"Este fin de semana pasado, desde el viernes mañana tenia un estado sorprendentemente feliz, cantaba a todas horas y me sentía exaltado de felicidad."

Ese mismo fin de semana realicé una maniobra muy intensa para despertar la alegría y la risa. No se si recuerdan que, además de las maniobras con los ejercicios articulares, en papel que confirmaba la maniobra estaba escrito: "Cómico, risa, alegría, euforia"  Fue una maniobra más bien dirigida a mí mismo. Quería revertir un estado no grato que descubrí que estaba experimentando en esos días y lo conseguí de un modo muy profundo y radical, que me mantuvo muy jovial incluso en clases. Pero no esperaba que alcanzase a los alumnos ese fin de semana porque para ellos insistía en los ejercicios.

 

-   Mensaje de José

Estoy en China y no miro mucho el correo. No sé si sería o no casualidad porque hasta ahora no me coincidan las maniobras pero el fin de semana tenía contractura en el cuello y lumbares. Como si no tuviera bastante!!!

 

-   Mensaje de Anahi (desde Argentina)

Habitualmente hago gimnasia para cervicales desde hace 30 años.  Este fin de semana se me dio por mover de la cintura para arriba e hice muchas contorsiones y ejercicios con la columna hasta el punto que comenzamos con una de mis hijas a bailar árabe. Ya sin respetar la cintura- Curioso ¡¿no? O ¡¿maniobra de ensueño?

Recuerdo meses atrás cuando Cristian hizo su maniobra con "pesos en los brazos"

Yo no sabía a que endilgarle mi sensación y hasta urge en ancestros. ¡¡Buenísimo Cristian!

 

-   Mensaje de Sandra Falgas.

Hola! jo! realmente estoy alucinando cuando estoy leyendo lo de la maniobra del cuello y lo que ha provocado. Y no se si es casualidad pero veréis.

He estado en Málaga el fin de semana y una amiga mía de Madrid vino a verme allí con una contractura en el cuello. Pues a los dos días coincidiendo con el fin de semana estábamos desayunando y me dice: "anda! la contractura del cuello ha desaparecido como por arte de magia!, que raro, no me duele nada, nada." yo pensé que era porque durmió bien o algo así, pero llevaba con ella un par de días y no le desapareció hasta el finde. Será posible que le haya afectado a ella cuando estuvo conmigo allí?

Y por mi parte, desde el lunes mas o menos que me ha empezado un dolor en el hombro izquierdo y músculo en la espalda, y riñón izquierdo. Muy raro porque nunca me duele ni el cuello ni la espalda. Hacía años que no me dolía esa zona. También siento como si estuviese drenando cosas porque me vienen muchas imágenes olvidadas de mi pasado, sensaciones y emociones y también tengo síntomas de estar drenando físicamente. Será casualidad o no? no lo he asociado hasta que no he leído los mails de los alumnos pero que curioso.

Otra curiosidad de la que me he dado cuenta hoy leyendo las maniobras es que durante el fin de semana, el domingo por la tarde estuve haciendo el ejercicio de ver las golondrinas y justo cuando empecé a ver los puentes entre ellas y la nube que las englobaba empecé a reírme a carcajadas, como si me diese la risa tonta, sin causa. Y me acuerdo que en el momento pensé: y ahora por qué me da la risa, que tontería, será que el nagual se pone feliz viendo eso? pero la verdad es que he hecho el ejercicio mas veces antes y nunca me había dado por reírme así. Lo curioso es que cuando deje de hacer el ejercicio se me pasó. Será posible que me llegara la maniobra de alguna manera cuando vi los puentes transconstelares?

 

-   Mensaje de Cristian Salado

Hola Sandra, comentas lo siguiente: ¡ Será posible que me llegara la maniobra de alguna manera cuando vi los puentes transconstelares?! Y mi respuesta es sí. ¡¿No te has percatado cuantas veces les he insistido que la operatividad se incrementa si ven los puentes, las membranas y el Antakarana?... ¡¡Piensa en ello!

 

-   Mensaje de Isabel de la Fuente

Estuve en el cuarto nivel realizado en Madrid el pasado fin de semana. Padezco desde hace años  tendinitis calcificada en el hombro derecho con un dolor reflejo hacia el cuello,  que suele generarme  tensión muscular importante.  Además de acudir consultas de fisioterapia y osteopatía, suelo hacerme autotratamiento.  El dolor y la tensión muscular han mejorado considerablemente, pero no acaban de desaparecer. 

Durante la noche del jueves de la semana pasada, (no del viernes o sábado, como debería haber sido)  me desperté a las tres de la mañana con la sensación de haber estado haciendo en sueños tratamiento para el cuello y los hombros.  Estuve un rato en duermevela, sin acabar de retomar el sueño, por lo que consideré que era mejor hacer algo productivo y seguir con el autotratamiento. Continué con él durante más de dos horas, haciendo trabajar los hombros, el cuello, los brazos, las manos, la columna vertebral  vértebra por vértebra y disco por disco, la cadera, la pelvis y las piernas.  (No recuerdo haberme hecho un tratamiento tan completo y tan largo nunca).  De cuando en cuando me abordaba la sensación de que al día siguiente iría dando cabezadas por las esquinas, me dormiría en el trabajo y no sacaría provecho de la clase del cuarto nivel del viernes.

Lo cierto es que estuve muy bien toda la jornada, pese a haber dormido muy poco esa noche.  El hombro y el cuello también están muy bien. 

Durante los días transcurridos, solo pensaba que era curioso que a mi no me hubiera afectado la maniobra de ensueños del fin de semana pasado, teniendo en cuenta mi problema de hombro.  Consideraba que era una pena haber tenido una experiencia parecida pero con un día de antelación.  Desde mi perspectiva, eso descalificaba la experiencia como parte de la maniobra de ensueños.  Y hoy jueves, justo una semana después, de repente se  ha hecho una lucecita en mi ... ¡¡cabezota, pregunta!  A lo mejor sí te afectó y lo que hubo fue un desenfoque temporal.  ¡¿Es posible que haya sucedido esto, Cristian? 

Desde aquí le doy las gracias también a Montse, compañera que el último día de clase encontró en el suelo  un cristal  de mis gafas, y al entregármelo me indicó que seguramente era una señal... de que no estaba viendo algo que debería de ver. 

 

-   Mensaje de Cristian Salado

Hola Isabel: Puede que sea casual y puede no serlo, y eso es lo más disparatado que pueda yo afirmar, pero les vengo diciendo que las respuestas de los pacientes parecen como si se adelantasen a la terapia del Nagual en ciertas circunstancias. Es tan paradójica esa fenomenología que le llamamos disonante. Lo que ocurre en un estado disonante de conciencia puede manifestarse de manera desenfocada espacial y temporalmente. Lo cual es un enorme desatino para cualquiera que lo escucha. Pero parece como si fuera así.

No obstante no descarto que pueda ser casual, a pesar de que encaja perfectamente como pieza en el puzzle de la maniobra.

 

-   Mensaje de Pilar Moya

Hola amigos! el fin de semana pasado yo estuve en Madrid, haciendo los cursos de Cristian, yo soy de natural, alegre y jovial, pero la verdad es que si noté que el domingo a pesar de que me había levantado tarde y de que el tiempo no me cundía salí cantando, no le di mucha importancia porque es algo que si me sale con mucha naturalidad. La noche del sábado al domingo (creo) si note mucha actividad en el cuello pero era como una vibración, pensé que me estaban haciendo algún trabajo, entonces empecé a canalizar y a poner mis manos sobre el resto del cuerpo hasta que me quedé dormida. Yo no noté nada más. Pero cuando fui a comer a casa  al medio día mi novio me dijo que le dolía el cuello y que se encontraba muy cansado, como si hubiera hecho ejercicio toda la noche. Yo en esta ocasión me callé hábilmente, pero pensé en la maniobra de Cristian, así que cuando llegue por la tarde, le  pregunté a Ana que si podía tener relación, o era casualidad. Ella me dijo que si, que se podían compartir los sueños. ¡¡Hay que dura es la vida de la pareja de los "aprendices de brujo"!. Les mojan en la cama, se cansan por la noche y no precisamente por practicar mucho sexo...  ¡¡Cristian, por favor, cuidadín con las maniobras...!un abrazo

 

-   Mensaje de Sandra Nievas

"Hay otro momento en que hay alguien con tortícolis, y otra persona me dice al oído que le haga presión en el hoyuelo del mentón, para curarle."Solo son voces, no hay imagen.


Reservado todos los derechos, Prohibida su reproducción total o parcial.
Copyright
© Cristian Salado.