Artículos

Tensergética.

VISIÓN AURAL. La Realidad de un Mito.

La posibilidad de Ver los campos sutiles ha fascinado a todos los hombres desde hace miles de años y aunque parezca increíble la percepción visual de los Campos Sutiles es una forma de conocimiento perceptual humano, no habitual, que potencialmente existe en todas las personas y puede ser estimulada mediante técnicas específicas muy sencillas.

Actualmente se esta introduciendo en España la Tensergética un sistema que desarrolla potencialidades humanas no habituales, permitiéndole alcanzar esta habilidad.

La Tensergética reconoce la existencia de Campos Sutiles que trascienden a la realidad física e interpenetran y rodean a todas las cosas existentes. Cuando hablamos de Campos sutiles, nos estamos refiriendo al otro lado de las cosas, al medio en que se producen y manifiestan ciertos fenómenos que no se someten a una interpretación física convencional y hace referencia a un nivel más profundo de la realidad ó a una dimensión paralela y menos accesible.

Cualquier persona que se inicie en el método, desde el primer entrenamiento, puede evidenciar, por sí misma, la existencia de estos campos y de una amplia gama de fenómenos asociados.

El desarrollo y perfeccionamiento de estas capacidades de percepción sutil, fue considerada como herramienta práctica imprescindible, para la aplicación de los diferentes procederes diagnósticos y terapéuticos de la medicina energética desde hace siglos.

¿ QUÉ VEMOS?

Los métodos utilizados durante las prácticas son el resultado de la asimilación de técnicas avanzadas, que despiertan rápidamente en el alumno, la capacidad de alcanzar voluntariamente, estados de percepción acrecentada.
El objetivo básico de los entrenamientos es, inducir un Estado de Percepción Sensorial Ampliado como premisa fundamental para adquirir visión aural y llegar a percibir, de modo directo y con pleno discernimiento, los Cuerpos Sutiles Aurales y sus Chakras.

En los cursos las personas se entrenan en desarrollar esta potencialidad humana, no habitual y latente, que permite Ver los sistemas aurales con sus diferentes configuraciones y estructuras. Estos sistemas sutiles se observan como entidades luminosas que rodean a las personas, conformando "capas" o cuerpos con colores y formas diversas. Reconocen los diferentes elementos de la anatomía aural y la fenomenología asociada, también se ejercitan en ver los campos de los objetos, las plantas, los cristales naturales, etc.

Resulta impresionante apreciar las estructuras sutiles que nos mantienen interconectados vinculándonos a todas las cosas que no rodean. La experiencia realmente constituye un descubrimiento apasionante.

VALOR DE LA EXPERIENCIA

Algunos se preguntarán Cuál es la utilidad ó ventaja que representa ver el Aura y podemos afirmar que, percibir las Energías sutiles potencia nuestras capacidades para su manipulación. Es decir, apreciarlas visualmente posibilita interactuar conscientemente con ellas, y este recurso es altamente beneficioso para todas las personas iniciadas en disciplinas orientales de alineación psicofísica como el Yoga, tai chi, Chi Kung, ó técnica de curación Pránica, Reiki, Masaje, Acupuntura, etc.

Dicho de otra manera: - Siempre resultará más eficaz y fácil aprender a modular, potenciar y dirigir la energía si somos capaces de percibirlas. Por ejemplo, cuando podemos contemplar las estructuras sutiles de nuestras manos y sus flujos emergentes que se proyectan sobre la persona enferma.

VISIÓN AURAL Y ESTADOS DE CONCIENCIA

La Tensergética patentiza que los estados mentales del terapeuta son decisivos y determinantes en la magnitud de los efectos alcanzados durante el acto de sanar a un enfermo. En ese sentido, su sistema de enseñanza constituye una revolución dentro de los sistemas actuales de tratamiento convencional.

Esto ocurre en la medida en que el alumno se entrena para diagnosticar y tratar, en estados especiales de conciencia.
En la inmensa mayoría de las culturas primitivas, los seres humanos han buscado trascender a estados especiales de conciencia con diferentes fines, incluyendo los fines de sanación ó cura y mediante diversos métodos, que comprenden la ingestión de ciertas substancias, ó determinados rituales y prácticas.

Colocada la mente en un estado no ordinario, el antiguo sanador intensificaba sus capacidades de percepción e intuición. De ese modo se conectaba con los contenidos de su inconsciente, donde encontraba la información que le permitía comprender mejor el estado psicofísico del paciente, así como los modos de solucionar sus problemas; y por otra parte, modificando sus niveles energéticos, alcanzaba una condición más óptima para influir sobre el enfermo. 

 

Durantes las prácticas del método, cuando se modifican voluntariamente los estados mentales, a un nivel tal que percibimos los Campos sutiles, se está emplazando igualmente a la conciencia en un horizonte de procesamiento diferente al habitual: Nuestro cerebro incrementa sus niveles de energía y comienza a operar de un modo no ordinario. En ese contexto, la mente se encuentra en mejores condiciones de influir sobre la realidad exterior.

APRENDER A MODULAR NUESTRA INFLUENCIA SUTIL

La Tensergética estudia los diferentes modos en que afectamos sutilmente la realidad y parte del reconocimiento de que percibir las energías es la premisa de su manipulación consciente.

El nivel de Visión que alguien pueda alcanzar depende de su estado energético y del modo en que su cerebro se vincula con la realidad exterior: Si una persona desarrolla Visión Aural significa que sus funciones mentales operan de un modo diferente al habitual.

Mientras más fino, penetrante y alto sea el grado de Visión que esa persona alcance, más elevado será su nivel de conciencia y de energía, y por este motivo se incrementan las capacidades de canalización e interacción y se intensifica el efecto inductor que le permite restablecer la armonía y el equilibrio perdido, en sí mismo ó en el enfermo.

Esto es comprensible si se entiende que "A un determinado nivel de percepción le corresponde un determinado nivel de conciencia. A cada nivel de conciencia le es equivalente a un nivel determinado de energía." Mientras más "Elevado" sea nuestro nivel perceptual más alto nuestro nivel de energía y conciencia.

Sería acertado afirmar que en el ámbito de las terapias energéticas ó sutiles, el grado de Visión Aural es uno de los indicadores más importantes de eficacia, porque se vincula con el estado energético y mental. Todas las medicinas energéticas reconocen que los éxitos alcanzados durante el tratamiento dependen de los niveles de energía del terapeuta y de sus estados de conciencia; y que, como habíamos mencionado, ambos factores son proporcionales y siempre están interrelacionados.

Así, el grado de Visión Aural le sirve de "termómetro" para conocer la magnitud de los posibles efectos positivos del tratamiento que está aplicando: -Cuanto mayor nivel de visión tenga el terapeuta, mayor nivel energético habrá alcanzado y en consecuencia, debe esperar una mejoría más rápida, intensa y duradera en su paciente.

VISIÓN AURAL COMO INSTRUMENTO DE TRANSFORMACIÓN

Considero necesario aclarar que, únicamente reconozco el valor utilitario de la Visión cuando nos referimos al contexto de las interacciones humanas con la intención de generar salud; fuera de ese contexto, el valor de la visión aural no es meramente utilitario. Constituye de por sí una experiencia inigualable: Una parte nuestra es "luz y energía", somos seres radiantes y podemos comprobarlo consciente y directamente si aguzamos nuestros sentidos.

Para la persona sensible, vivir por vez primera la experiencia trascendente de Ver y verificar la existencia de nuestras dimensiones más esenciales y profundas, constituye un acontecimiento único y definitivo, y un acelerador del crecimiento personal y espiritual.

A Las puertas del tercer milenio, la humanidad se adentra en un nuevo paradigma trascendente que ya ha dejado de ser el patrimonio de pequeños grupos de "elegidos". La Visión Aural pertenece al conjunto de experiencias tradicionalmente exclusivas de unos pocos afortunados, especialmente sensibles, que atesoraban ese conocimiento para "salvarlo" de la ignorancia general. Pero los tiempos han cambiado, La humanidad, luego de un proceso largo de maduración, se prepara para grandes saltos.

La Visión Aural ha dejado de ser un mito, ya no es un don selecto, ni una enseñanza críptica, minorista ó esotérica; Sigue siendo maravillosa y se vincula al despertar de una potencialidad latente y olvidada, pero sencillamente humana, cuyo beneficio y desarrollo debe de estar al alcance de todos aquellos que sean capaces de asumirla disciplinadamente.
La Visión Aural constituye un instrumento poderoso de crecimiento que le adentra en una experiencia existencial sin precedente y desencadena procesos latentes de alineación y autocuración.

En estos días el hombre necesita más que nunca, para su supervivencia, de alimento espiritual.

Aunque le parezca imposible, ese Don de Ver del cual se ha hablado ya desde hace tantos años, esa capacidad increíble y casi mágica de aquellos hombres antiguos, es una realidad que está a su alcance. Se puede trascender los límites reducidos de los sentidos ordinarios si se dispone del conocimiento preciso. La Tensergética es uno de los pocos sistemas contemporáneos que le brinda ese conocimiento con toda responsabilidad, llanamente y sin misterio.

Dr. Cristian Salado.

Extraído del primer Nivel del curso de Visión Aural
Reservado todos los derechos, Prohibida su reproducción total o parcial.
Copyright © Cristian Salado.